Estación Telegráfica Channel Communications (EstacionTelegrafica.CC)

Bienvenid@ a Estación Telegráfica, una página de opinión, información y noticias con el máximo cuidado por la independencia. Si buscas "algo más" de lo que los medios de comunicación convencionales nos hacen llegar, éste es tu sitio.

Puedes ponerte en contacto con nosotros en el correo: estaciontelegrafica [at] gmail.com

12.8.19

Un Casio clásico vestido con Diloy


Existe una cuenta en una red social muy popular que lleva por título algo así como "coches sin plástico". En ella se aboga por los automóviles de metal, "de los de verdad", no estos hechos de plástico que se venden en todas las marcas. No es solo Casio, aunque indudablemente en Casio es en donde podemos encontrar muchos de estos modelos con cajas de resina. No hay que olvidar que el primer reloj del mundo en disponer de una caja de resina fue, precisamente, un Casio (el F-100).

A partir de ahí todo fue en ascenso: Casio comenzó a copar más y más sus catálogos de modelos de resina, hasta hacer prácticamente desaparecer el metal. Quien dio definitivamente la estocada fueron, irónicamente, los suizos, antaño tan prestigiosos por su trabajo artesanal y que serían los responsables de acuñar el término de "reloj de moda", reloj de usar y tirar. Un concepto en el cual el cliente adquiría el reloj de turno de la temporada y, a la temporada siguiente adquiría otro nuevo.




Perfecto para el fabricante, claro, que así se aseguraba el estar continuamente fabricando relojes y, lo más importante: vendiéndolos.

A ellos se unirían una infinidad de marcas que hoy nos podemos encontrar por todas partes, con coloridos acabados, como Nixon, Lorus, y muchas más. Eso de un reloj "para toda la vida", o al menos para muchos años, se terminó. Ya no hacía falta ni cambiar correas, ni llevarlo a reparar ni darle trabajo a los relojeros. Más basura para los vertederos, y a la puñeta el planeta. Qué mas da, lo importante era vender como fuera.


Esta filosofía de lo caduco, de lo estacionario, choca frontalmente con esa otra filosofía de relojes duraderos, en robustas cajas de metal y con cierres a rosca, así como capaces de soportar el agua hasta 50 o 100 metros y, en algunos casos, más. Casio los ha ido reservando para sus líneas mas clásicas, esos modelos que buscan, en su forma y en sus materiales, los relojes más cercanos a esos robustos productos añejos que se hacían para durar años, y que uno podía dejar tranquilamente de legado.

Lo bueno de Casio es que, al contrario que todas esas casas de mecánicos elitistas como Rolex, Tissot, Omega..., ofrece esto en un cómodo y fiable modelo de cuarzo y a unos precios insuperables, además de con la calidad propia e innegable - y reconocida mundialmente - de los productos de Casio.


Un reloj de esta índole requiere, por tanto, un mantenimiento sencillo, básico y periódico, como los relojes de toda la vida. Aceitado de juntas, cambio de pilas... Y sustitución de correas. Y es ahí donde podemos encontrar la gran ventaja de estos inigualables guardatiempos, porque con una correa nueva podemos "estrenar reloj", sin dejar de ser por ello nuestro reloj preferido ni de disfrutarlo como tal.

¿Para qué buscar temporada tras temporada caducos relojes de plástico, intentando encontrar aquel que nos satisfaga y nos resulte útil, cuando unos meses después tendremos - querámoslo o no - que desprendernos de él y tirarlo a la basura? Los ancianos relojeros tenían razón, y la temporada de sus relojes se centraba en cambiar las correas por alguna otra diferente, tal vez de diferente estilo o color, mientras que el reloj seguía siendo el mismo. Por supuesto, sus robustas cajas de acero permitían hacerlo, y solo había, por tanto, que cambiar sus correas cuando éstas se dañasen, envejeciesen o, por qué no, cuando nos apeteciese cambiar.


Si preferimos un reloj aún más longevo, en Casio podemos elegir las variantes solares con caja metálica, que ofrecen la ventaja de olvidarnos de la pila, siempre y cuando tengamos la precaución de recargarlo al sol, claro.

Un reloj duradero nos dará muchas más satisfacciones que uno de esos "de usar y tirar", y con el cambio de correas disfrutaremos, además, den ueva estética cada vez que queramos. Para eso en Diloy encontrarás una gran variedad de acabados, opciones de colores y estilo, de manera que podamos, con esta marca española, conseguir esa correa - o ese armis, si preferimos cambiar en alguna ocasión por algo más robusto - que nos permitirá seguir disfrutando durante muchos años de nuestro reloj preferido con toda comunidad. Cuando busques una correa para tu reloj, piensa en Diloy como tu primera elección.

Si quieres saber más: correas vegan (microfibra) de Diloy.









| Redacción: Estación Telegráfica / EstacionTelegrafica.cc / EstacionTelegrafica.blogspot.com

1 comentario:

  1. Creo que las veganas ofrecen una tecnología muy innovadora. No requieren animales, y son muy suaves. Habrá que ver si son tan duraderas.

    ResponderEliminar